Oops, an error occurred! Code: 20170725104119c7367365

Los sistemas Lawinenwächter® cuentan con un mando y software nuevos que facilitan aún más su operación y ofrecen un uso todavía más seguro y flexible.
Foto: INAUEN-SCHÄTTI AG
Fabricación de nieve artificial

Sistemas de prevención de aludes: ahora más flexibles y seguros

La empresa familiar suiza no solo es conocida a nivel mundial por sus instalaciones de transporte por cable compactas y elevadores inclinados, sino también por sus eficaces sistemas de aludes provocados. Con estos nuevos sistemas, ahora más seguros y más fáciles de operar, la empresa quiere hacerse un hueco en los mercados transatlánticos.

creado por %s Claudia Mantona

Un alud no controlado no solo pone en peligro vidas humanas, sino también la prosperidad económica de las regiones turísticas. Los aludes suponen cortes en las vías de acceso e interrupciones en el funcionamiento de las estaciones de deportes de invierno. La consecuencia: importantes pérdidas económicas. Para evitar estas situaciones, los aludes se provocan de manera controlada en las estaciones de esquí y las regiones turísticas. En este contexto, la empresa Inauen-Schätti AG de Schwanden, en el cantón suizo de Glarus, ha demostrado ser toda una experta en la materia gracias a su sistema Lawinenwächter®. Este sistema consta de un «Lawinenwächter» o dispositivo supervisor de aludes, que consiste en una instalación de lanzamiento de cargas explosivas fija, así como el «Lawinenmast» o mástil desencadenador de aludes, que despliega su máximo potencial en las pendientes más pronunciadas.

El sistema también incluye instalaciones flexibles de lanzamiento de cargas explosivas, «Lawinenpfeife» o cañón provocador de aludes, y «Booster» para provocar aludes de forma puntual. Hasta ahora se han puesto en servicio más de 340 sistemas Lawinenwächter® en todo el mundo, tanto en los países alpinos europeos como en Norteamérica. El director ejecutivo Michael Hanimann explica: «Con los cuatro sistemas cumplimos de manera óptima todos los requisitos en materia de provocación de aludes mediante explosiones controladas. Su ingeniosa tecnología robusta permite el funcionamiento del sistema independientemente de las condiciones meteorológicas o del tiempo. Seguimos perfeccionando nuestros sistemas estandarizados de provocación de aludes, teniendo siempre en cuenta las necesidades individuales de las distintas estaciones de esquí y regiones turísticas. Desde hace un año, nuestros sistemas Lawinenwächter® son aún más seguros, más flexibles y más sencillos, además de ser más fáciles de operar».

Provocar un alud desde una tableta con total seguridad

En 2015, tras dos años de trabajo de investigación y desarrollo, los sistemas Lawinenwächter® de Inauen-Schätti AG han sido equipados con un nuevo software y un nuevo mando de la empresa Sisag AG. Así, por ejemplo, se han integrado un módulo de mantenimiento remoto y un programa de control del sistema. También se han optimizado los componentes del sistema de mando para su uso en las montañas en condiciones difíciles. Jürg Knobel, experto en prevención de aludes, afirma que «ahora, el responsable de la prevención de aludes puede provocar aludes con toda seguridad con disparos controlados desde cualquier lugar, utilizando su tableta o su móvil. Es decir que puede hacer su trabajo directamente en la estación de esquí cerca de la zona de peligro y no tiene que quedarse en su despacho ante su ordenador de sobremesa. Por tanto, la provocación remota automatizada es posible no solo desde el despacho, sino que el responsable también puede estar en una máquina pisanieves, por ejemplo, obteniendo al mismo tiempo una visión general de la zona de peligro gracias a la red GSM. Una vez se ha analizado la situación, puede introducir su contraseña de seguridad personal en la tableta o el móvil para provocar las explosiones». Además, se han renovado totalmente la interfaz de usuario y la visualización de la estación de esquí en cuestión y ahora se presentan de forma aún más clara.

La seguridad, lo primero

Puesto que la provocación de aludes mediante explosiones controladas es una cuestión muy sensible, las medidas de seguridad son fundamentales. Por esta razón, la empresa Inauen-Schätti AG apuesta por un sistema de seguridad de tres fases: «En este caso, utilizamos radiofrecuencias específicas autorizadas que protegemos con el sistema de seguridad Security and Safety. El funcionamiento es parecido a las funciones de banca electrónica de una entidad bancaria. Los responsables de las explosiones tienen contraseñas personales que les permiten acceder de forma segura al sistema. Y la visualización optimizada de la zona en cuestión evita de antemano interpretaciones erróneas a la hora de identificar los puntos donde se deben realizar las explosiones. El sistema detecta que una zona se ha seleccionado incorrectamente, a más tardar, en el momento de la autorización de la explosión, porque se ha atribuido un código inequívoco a cada zona», explica Hanimann.

Según Hanimann, la demanda de los nuevos sistemas Lawinenwächter® no deja de crecer. «Este año será realmente fantástico. Los explotadores de las estaciones de esquí son conscientes de la fiabilidad, la rentabilidad y la seguridad de nuestra nueva tecnología. Y no olvidemos la eficacia óptima de las explosiones que ofrece nuestro sistema».

Otra novedad que también contó con una gran aceptación cuando se presentó por primera vez al público con ocasión de la feria internacional Interalpin, que se celebró del 15 al 17 de abril de 2015 en Innsbruck, es el sistema FASTLOAD («carga rápida»), diseñado para la tecnología Lawinenwächter®.

El sistema FASTLOAD

Esta novedad diseñada para el sistema Lawinenwächter® permite cargar el tubo de lanzamiento de cargas explosivas de manera aún más sencilla y rápida. La carga explosiva se introduce en el tubo del sistema FASTLOAD y basta un cuarto de vuelta para colocarla en la posición deseada. Después, el responsable de la detonación solo tiene que activar la carga explosiva. Un detonador por fricción, incorporado en la carga explosiva, combinado con un tubo de lanzamiento especial, constituye el elemento central de esta nueva técnica. El mecanismo de deflagración, conectado a la mecha de seguridad, se activa solo cuando sale del tubo. «Los «mástiles» existentes se pueden equipar fácilmente posteriormente con el sistema FASTLOAD. Un par de usuarios claves pondrán a prueba este sistema durante la temporada de invierno 2015/16 en el marco de ensayos intensivos. Introduciremos el sistema en el mercado a partir de 2016», afirma Marco Larghi, jefe de proyectos de prevención de aludes.

Coste total de propiedad (CTP)

En pocas palabras, el CTP es el importe total de todos los gastos de inversión, incluyendo los gastos de lanzamiento, los costes de servicio y, eventualmente, los costes de eliminación. El director ejecutivo Hanimann subraya que «nuestros sistemas Lawinenwächter® se caracterizan por una larga vida útil, bajos costes de funcionamiento y un mantenimiento mínimo. Las múltiples posibilidades de uso del sistema nos permiten cubrir una zona amplia con tan solo unos pocos puntos de provocación de aludes. De este modo se reducen los gastos de inversión. Un buen ejemplo de ello es nuestro sistema Lawinenmast, que ahora incorpora una función especial para la detonación de la explosión de dos maneras distintas: por una parte, la carga explosiva se puede bajar directamente del «mástil» y, por otra, se puede lanzar hasta 160 m de distancia. La estación de esquí de Zauchensee, miembro de la red de estaciones Ski Amadé, en la región de Salzburgo, ya ha apostado por esta tecnología».Cada instalación Lawinenwächter® se puede equipar con al menos diez cargas de detonación con material biodegradable, madera y cartón. Estas cargas cuentan con 2,7 kg o 5,4 kg de material explosivo. Los sistemas de aludes controladas de Inauen-Schätti AG gozan de una gran popularidad, tanto en las regiones alpinas europeas como en Norteamérica. Ahora, la empresa familiar suiza quiere abrirse paso en los otros mercados transatlánticos.

Foto: INAUEN-SCHÄTTI AG
Novedad: ahora es posible provocar una explosión controlada por radio o a través de una tableta.
Foto: INAUEN-SCHÄTTI AG
Foto: INAUEN-SCHÄTTI AG
Marco Larghi, jefe de proyectos de prevención de aludes, presenta el nuevo sistema FASTLOAD que permite cargar el tubo con la carga explosiva de manera aún más sencilla y rápida. Larghi es el encargado del mercado sudamericano de la empresa Inauen-Schätti AG.
Foto: INAUEN-SCHÄTTI AG
Foto: INAUEN-SCHÄTTI AG
La carga explosiva se introduce en el tubo del sistema FASTLOAD y basta un cuarto de vuelta para colocarla en la posición deseada. Después, el responsable de la detonación solo tiene que activar la carga explosiva.
Foto: INAUEN-SCHÄTTI AG

Suscripción & Datos mediáticos