Oops, an error occurred! Code: 2019082408491654f5487a

El vehículo efectúa movimientos de tierra y trabajos de nivelación en Vaca Muerta, Argentina.
Foto: Kässbohrer
Máquinas pisanieve

Comprar calidad con toda seguridad

Los vehículos PistenBully de segunda mano han despertado un gran interés, sobre todo en el mercado sudamericano.

Sin embargo, la compra de un vehículo tan complejo de segunda mano puede resultar mucho más complicada de lo que parece a simple vista. Es por ello que es aconsejable contactar directamente con los expertos del fabricante antes de adquirir un vehículo de segunda mano.

PistenBully es sinónimo de calidad, fiabilidad y longevidad.

Y Kässbohrer sigue fiel a su compromiso cuando se trata de vehículos de segunda mano. Antes de que un PistenBully de segunda mano se ponga a la venta, los talleres cualificados examinan detenidamente todos los componentes de la máquina: el motor, el chasis, el armazón, las bombas, las cadenas, los equipos auxiliares y mucho más. Los técnicos de servicio examinan de cerca todos los detalles y elaboran un informe de inspección. Se trata de personal especializado que conoce cada milímetro del PistenBully. De acuerdo con la opción seleccionada por el cliente, en una segunda etapa efectúan todas las reparaciones necesarias.

Para que los PistenBully de segunda mano den una imagen impecable, los expertos acondicionan el vehículo. A petición del cliente, el taller correspondiente de Kässbohrer puede aplicar una nueva capa de pintura a la cabina del conductor y al chasis.

El cliente decide. Kässbohrer repara.

Nunca se compromete la calidad de un PistenBully. Ya sea un modelo nuevo o de segunda mano, el líder del mercado siempre apuesta por las soluciones técnicas óptimas. En cuanto a la reparación y la garantía, el cliente puede elegir entre varias opciones: ECONOMY, BASIC, STANDARD, PREMIUM o SELECT, según el acondicionamiento deseado del vehículo (véase cuadro informativo).

PistenBully GreenTech – Expertos en terrenos intransitables.

Después del acondicionamiento, estos modelos jóvenes no dejan de impresionar, y no solo en las pistas de esquí del mundo, sino también y cada vez más en los terrenos sensibles más variados. Ya sean paisajes sensibles, tales como biótopos o reservas naturales, terrenos intransitables como vertientes montañosas o bosques, o actividades como la siega, el acolchado, el ensilado o trabajos en la planta de biogás, los vehículos PistenBully GreenTech dan fe de sus puntos fuertes en zonas inaccesibles para vehículos de ruedas. Recientemente, dos modelos GreenTech entraron en funcionamiento: en Argentina, un vehículo desplaza cantidades de tierra pesada para facilitar los trabajos en un campo petrolífero.

Y otro vehículo GreenTech se utiliza en Chile para efectuar movimientos de tierras y trabajos de nivelación en el terreno de una mina.

Al lado del cliente, brindándole asesoramiento y apoyo práctico.

Hay muchas buenas razones para comprar un PistenBully de segunda mano directamente del fabricante. Sin embargo, además de los argumentos técnicos, en los mercados internacionales, tales como el mercado sudamericano, hay otros factores decisivos. Por lo tanto, los distribuidores experimentados, con sede en el país correspondiente, ayudan a los clientes cuando necesitan servicios de asesoramiento y asistencia técnica. O cuando necesitan repuestos. O cuando necesitan simplemente una información técnica. Desde hace ya muchos años, los empleados de las delegaciones de Kässbohrer en Chile y Argentina, TELEMET y Hardt y Asoc., mantienen un estrecho contacto con su sede central en Alemania, lo que les permite estar siempre al tanto de las últimas tendencias. Por consiguiente, pueden ofrecer a sus clientes un asesoramiento más amplio de lo habitual, dando información sobre aspectos técnicos y consejos prácticos para los conductores.

Otro factor muy práctico es que los distribuidores se ocupan de los trámites para la importación de los vehículos. Si una persona no tiene experiencia con toda la burocracia que conlleva la importación de un vehículo de este tipo, puede sentirse rápidamente sobrepasada por la situación. Así pues, merece la pena dejar que el distribuidor PistenBully se encargue de la burocracia. Con sus conocimientos en materia de importación de vehículos, puede ofrecer al cliente un apoyo muy útil, o, si el cliente lo desea, le puede entregar el vehículo en la misma puerta de casa.

Los clientes que adquieren un vehículo de segunda mano directamente en Kässbohrer reciben un paquete de mantenimiento y servicio “todo incluido”.

En cuanto al acondicionamiento del PistenBully de segunda mano, el cliente puede elegir entre distintas opciones:

Economy
Es la opción más económica para comprar un PistenBully. El cliente puede adquirir un modelo de segunda mano sin revisión técnica, sin mantenimiento y sin garantía. En el informe de inspección adjunto se detallan las reparaciones que deberá efectuar el cliente.

Basic

Es la opción más económica para renovar un PistenBully. El cliente adquiere un PistenBully de segunda mano sin garantía. El vehículo está listo para ser utilizado. Además del informe de inspección, en el marco del servicio de atención al cliente se efectúan todos los trabajos de renovación imprescindibles para la puesta en funcionamiento del vehículo.

Standard

El cliente adquiere un PistenBully que ofrece una disponibilidad funcional conforme a los estándares de Kässbohrer. La máquina también se somete a una inspección visual completa. Si se usan repuestos originales de Kässbohrer, la empresa concede una garantía de 12 meses o durante las 500 primeras horas de servicio. La garantía cubre: la entrega de repuestos o la reparación de las piezas defectuosas que han sido reemplazadas o reparadas en el marco de una reparación STANDARD. Kässbohrer asume los costes de desmontaje y de instalación, así como los gastos de viaje.

Premium

Esta opción contiene una revisión integral, tanto técnica como visual, y una reparación del vehículo, de las cadenas y de los equipos auxiliares. En este caso, Kässbohrer concede una garantía de 12 meses o durante las 1 000 primeras horas de servicio. La garantía cubre: la entrega de repuestos o la reparación de las piezas defectuosas que han sido reemplazadas o reparadas en el marco de una reparación PREMIUM. Una vez más, Kässbohrer asume los costes de desmontaje y de instalación, así como los gastos de viaje.

Select
Es la opción de reparación y garantía más extensa que se propone específicamente para los modelos de la familia PistenBully 600. Tras un acondicionamiento completo, el vehículo queda como nuevo y cuenta con una garantía equivalente a la de un vehículo nuevo.

Foto: Kässbohrer
El modelo GreenTech está en su salsa.
Foto: Kässbohrer