Oops, an error occurred! Code: 2019082409310012ffc05a

Fabricación de nieve artificial

El camino hacia la perfección

Supersnow es uno de los pocos fabricantes de sistemas de innivación a nivel internacional que no se han visto afectados por la amenaza de la crisis.

A lo largo de los años, los productos y servicios de la empresa polaca se han ido forjando una reputación de excelencia reconocida en todo el mundo.

Los inicios en la región de Podhale

Gracias a su constante evolución desde su fundación en el año 2000, Supersnow es hoy en día uno de los líderes en el sector de la fabricación de sistemas de innivación completos. Los ingenieros de Supersnow empezaron a interesarse de cerca por la fabricación de nieve artificial en la primera mitad de los años 1990. Ubicada en medio de la región de Podhale, en la ciudad de Białka Tatrzańska, la empresa construyó su propio centro de esquí para los apasionados de este deporte. Debido a las impredecibles condiciones meteorológicas, tuvo que plantearse la posibilidad de instalar un sistema de innivación. Por aquel entonces, había muchas empresas de renombre en el mercado, pero el acceso a sus productos y servicios en Polonia era limitado. La reacción lógica de los ingenieros fue optar por una solución “hazlo tú mismo” y a finales de los años 1990, Supersnow empezó a ofrecer servicios de mantenimiento de los sistemas de fabricación de nieve artificial. Con los años, Supersnow pudo ir adquiriendo cada vez más conocimientos y experiencia en el sector, hasta que finalmente diseñó el cañón de nieve manual 900M, que se lanzó al mercado en 2005.

Fabricación de nieve artificial de verdad

En 2006, Supersnow amplió su gama de productos proponiendo a sus clientes sistemas de innivación completos, así como el primer cañón de nieve automático 900MA, fruto de muchos años de investigación continua, realización de pruebas y trabajo duro.

Dado que la empresa tiene sus raíces en una región de montaña y gracias a que ha podido adquirir una amplia experiencia en la industria de la nieve, el equipo de Supersnow supo observar y entender directamente el crecimiento de la industria de los deportes de invierno y estar al corriente de las últimas tendencias en el mercado. En 2011, por ejemplo, la empresa presentó un cañón de nieve particularmente eficaz, el modelo 600 ECO, que es probablemente uno de los mejores cañones de nieve en el mundo, tal y como han demostrado las numerosas pruebas en las que siempre ha logrado los mejores resultados. Gracias a su continuo esfuerzo de desarrollo, dos años más tarde Supersnow se abrió nuevas vías y en 2013 sacó al mercado el modelo automático 700A.

Actualmente, la empresa propone soluciones de innivación completas que satisfacen las peticiones y requisitos específicos de cada cliente. También crea planes globales, además de suministrar y montar los distintos componentes para entregar al cliente un sistema final “llave en mano”. La gama de productos de Supersnow cuenta, por un lado, con soluciones para estaciones de bombeo, sistemas de recogida y filtrado de agua, sistemas de refrigeración y estanques de retención, y, por otro, con soluciones de fabricación de nieve artificial, incluyendo sistemas manuales y automáticos con propulsión por hélice y cañones de nieve tipo lanza, brazos articulados y extensiones, un sistema central de control y muchos accesorios más.

Un mercado de élite

Catorce años después de los primeros pasos, Supersnow cuenta hoy con una plantilla formada por 86 personas, 25 de los cuales trabajan en oficinas, 10 empleados en el servicio de atención al cliente, 10 técnicos de servicio, 15 trabajadores de producción, 25 trabajadores de montaje de los sistemas de innivación y 14 ingenieros responsables des las innovaciones tecnológicas. A lo largo de los años, la combinación de trabajo duro y compromiso han permitido ampliar la planta de producción de Supersnow. En un terreno de 30 000 m², la empresa está construyendo una nueva planta para la fabricación de los cañones de nieve que se inaugurará en primavera de 2015. En una superficie de 8 000 m², Supersnow fabricará sus sistemas utilizando la tecnología de última generación. Además de la zona de producción, del edificio de oficinas y del almacén, también se ha previsto un centro de formación.

La pasión de Supersnow por la nieve ha dejado su impronta en tres continentes: Europa, Asia y Sudamérica. Los cañones de nieve y los sistemas de innivación completos no solo se encuentran en Polonia, sino también en la República Checa, Eslovaquia, Rusia, Ucrania, Rumanía, Hungría, China, Corea del Sur, Chile y Argentina. La empresa ha conseguido gozar de un reconocimiento internacional gracias a su participación en las ferias más importantes de la industria: Interalpin en Innsbruck (Austria), Alpexpo en Grenoble (Francia), ExpoAndes en Santiago (Chile), Interlavex en Liptovsky Mikulas (Eslovaquia), Intermountain en Spindlerovy Mlyn (República Checa), Alpitec en Pekín (China) y SkiBuild en Moscú (Rusia).

Otro factor que explica la gran calidad de los productos y servicios de Supersnow es que es uno de los pocos fabricantes autosuficientes de sistemas de innivación. Mientras que otros proveedores se han visto obligados a fusionarse o a cambiar de rumbo debido a la crisis financiera, Supersnow sigue manteniendo su posición de líder en el mercado sin tener que depender de otras empresas.

Teniendo en cuenta los modestos comienzos de la empresa, es lógico que el objetivo de Supersnow sea conseguir sus objetivos y hacerlo todo posible. El equipo de Supersnow afirma que esta es su filosofía porque todos son conscientes de la gran importancia que tiene la nieve para todos nosotros.

2013: montaje de cañones de nieve de última generación. Foto: Supernsow