Oops, an error occurred! Code: 2019082408460034e35433

Fabricación de nieve artificial

El gran “coloso”

Tras una fase de desarrollo de dos años y pasar por numerosos experimentos y pruebas, TechnoAlpin presenta la nueva máquina con propulsión por hélice automática, la TF10.

A primera vista, la TF10 destaca, sobre todo, por su tamaño: es muy grande. Con sus 90 cm de diámetro de turbina, supera a todos los otros modelos con propulsión por hélice de TechnoAlpin. Estas nuevas dimensiones se reflejan también en el rendimiento de la máquina, equipada con 24 toberas de tipo Quadrijet y 8 nucleadores, unas cifras de lo más altas entre las instalaciones de nieve artificial. “Nos fijamos el objetivo de aumentar considerablemente la eficiencia”, explica Walter Rieder, director del departamento técnico de TechnoAlpin. Además, el rendimiento de la máquina en condiciones de temperaturas límite es impresionante. “Este invierno, suministramos una primera serie de máquinas a modo de prueba y, sobre todo al principio, recibimos una respuesta extraordinariamente positiva en cuanto al rendimiento en condiciones de temperaturas límite”, confirma Rieder.

Pero no solo se ha conseguido aumentar la capacidad de nieve producida, sino también el radio de alcance de la máquina. Gracias a su enorme radio de alcance, la TF10 expande la nieve sobre una gran superficie, asegurando así nieve de buena calidad permanente en toda la pista. Además, permite acortar el tiempo necesario para el acondicionamiento de las pistas. Los usuarios pueden elegir entre 16 modos distintos para fabricar nieve de calidad óptima, incluso bajo condiciones meteorológicas variables.

Buenas vibraciones
El alto rendimiento sólo es una de las muchas ventajas que presenta la TF10. “La nueva turbina con motor incorporado tiene una velocidad de 1.500 rpm, lo que hace que la máquina sea insensible a las vibraciones, reduciendo al mismo tiempo sus emisiones sonoras en gran medida. Y debido al número de revoluciones reducido, la TF10 produce un sonido mucho más agradable”, informa Rieder. La ingeniosa disposición de los principales componentes, tales como el motor, el compresor, el armario de mandos y el bloque de válvulas, alrededor del eje central de la máquina, así como el centro de gravedad bajado, han permitido mejorar la capacidad de maniobra y el equilibrio.

Facilidad de uso en serie
La TF10 destaca también por su fácil manejo. Todas las operaciones necesarias, como la regulación de la altura, el uso del teclado, el desbloqueo del mecanismo giratorio y la parada de emergencia, se realizan desde el mismo lado de la máquina. TechnoAlpin vuelve a utilizar en la TF10 otro componente probado: el elemento filtrante sin soldadura en acero al cromo-níquel de tipo “wedge wire”. Una novedad es el dispositivo de regulación de la altura con engranaje angular y una transmisión de 2:1 que permite simplificar considerablemente esta función. En el revestimiento de la máquina, se ha integrado un teclado con retroiluminación LED y pantalla en color, protegido por una cubierta de protección contra la lluvia y actos de vandalismo. TechnoAlpin sigue utilizando en la TF10 algunos componentes probados desde hace ya mucho tiempo, tales como las toberas de tipo Quadrijet con inserto cerámico o el compresor sin aceite de 4 kW.

“Resumiendo, podemos decir que la TF10 es toda una innovación en el sector la fabricación de nieve artificial. Estamos convencidos de que TechnoAlpin volverá a imponer estándares con esta máquina”, concluye Rieder.

A pesar de sus dimensiones, el peso de la TF10 tan sólo es ligeramente superior al de su predecesora. La disposición de los principales componentes alrededor del eje central de la máquina, así como el centro de gravedad bajado, han permitido mejorar la capacidad de maniobra y el equilibrio. Foto: TechnoAlpin