Oops, an error occurred! Code: 202210051812022f19c7ee

Máquinas pisanieve

Un socio de confianza en la realización de eventos en parques

Un fun park perfectamente acondicionado gracias al PistenBully Park

El éxito de PistenBully Park empezó en los EE.UU. en mayo de 2000 con la venta de los ocho primeros vehículos del tipo PistenBully 200 Park a estaciones de esquí norteamericanas. Desde entonces, el volumen de ventas de la empresa Kässbohrer Geländefahrzeug AG, ubicada en Laupheim (Alemania), ha ido aumentando sin cesar y ha conseguido vender hasta la fecha más de 1.000 vehículos a sus numerosos clientes nacionales e internacionales. Con el PistenBully 600 Park y el PistenBully 400 Park, Kässbohrer ofrece a sus clientes dos modelos destacados que garantizan unas pistas perfectamente acondicionadas para cualquier tipo de competición en todo el mundo.

El PistenBully 400 Park en Flachauwinkl-Kleinarl
La estación de esquí austriaca Flachauwinkl-Kleinarl cuenta desde hace poco con un PistenBully 400 Park adicional de Kässbohrer Geländefahrzeug AG. Este vehículo sirve para preparar de manera óptima las pistas de freestyle del Absolut Park, sede regular de competiciones con deportistas de todo el mundo. Para inaugurar la temporada de competición, el primer evento celebrado en el Absolut Park fue el Jib King. Un total de 82 participantes, repartidos en tres categorías “Men” (hombres), “Women” (mujeres) y “Rookies” (principiantes), competieron en la disciplina freeski. En la categoría masculina, los diez mejores competidores de la prueba de clasificación lucharon por la victoria en una final en la que se contaron los dos mejores saltos de las cuatro rondas. La final se disputó en otra parte del parque para aumentar el grado de dificultad y añadir emoción al evento.

En la disciplina de snowboard, que se disputó en las mismas modalidades, participaron un total de 51 aspirantes al triunfo.

ParkBully, socio en el evento O’NEILL Evolution en Davos
El segundo evento de freestyle que contó con la presencia de un PistenBully 400 Park fueron los O’NEILL Evolution Days, celebrados en la estación suiza de Davos. El PistenBully acondicionó el fun park y el half pipe de manera óptima para la prueba Big Air.

En el O’NEILL Evolution, de seis días de duración, se enfrentaron los mejores snowboarders del mundo en las pruebas Big Air y half pipe. En la prueba Big Air, los deportistas tienen que pasar, de la manera más espectacular posible, por una gran rampa, varias rampas más pequeñas y algunos obstáculos. Antes de llegar a la gran final de los cuatro mejores, los participantes tuvieron que imponerse en las pruebas de clasificación. Maxence Parrot y Miyabi Onitsuka fueron finalmente los dos campeones. En la prueba half pipe, doce de los 50 participantes se clasificaron para la final. Jan Scherrer y Verena Rohrer, con los saltos más impresionantes, lograron convencer al jurado y se llevaron el triunfo.

128 deportistas procedentes de todo el mundo participaron en las pruebas femenina y masculina para hacerse con los 125.000 dólares repartidos en distintos premios.

ParkBully, socio en el evento Burton European Open en Laax
La siguiente cita del calendario del PistenBully Park se organizó en la estación suiza de Laax. En el Burton European Open, un vehículo PistenBully 400 Park se encargó del acondicionamiento óptimo del fun park y del half pipe para la competición de Slopestyle.

El Burton European Open, de seis días de duración, reúne cada año a los mejores snowboarders del mundo que se enfrentan en las pruebas Slopestyle y half pipe. En la prueba Slopestyle, los deportistas tienen que pasar, de la manera más espectacular posible, por varias rampas y obstáculos. Debido al mal tiempo el día de la gran final, la clasificación de la semifinal sirvió como resultado final en la categoría masculina y Torstein Horgmo logró el podio. Desgraciadamente, la prueba en la categoría femenina tuvo que ser anulada en su totalidad.

Un total de 80 deportistas compitieron en la prueba half pipe. Ayumo Hirano, de tan sólo 14 años, y Arielle Gold, de 16 años, consiguieron imponerse a otros competidores más experimentados: sus saltos resultaron ser los más espectaculares y convencieron a los miembros del jurado.

Finalmente, los júniores pudieron demostrar sus grandes facultades. Chloe Kim y Jake Pates se llevaron el triunfo en la categoría de los más jóvenes hasta 14 años. En total, alrededor de 300 deportistas de todo el mundo participaron en las categorías “Men” (hombres), “Women” (mujeres) y “Juniors” (júniores) para hacerse con los 125.000 dólares repartidos en distintos premios.

El PistenBully 400 Park acondiciona la pista el evento Audi FIS Ski Cross Weltcup en Grasgehren
Kässbohrer Geländefahrzeug AG colaboró con la estación de esquí alemana de Grasgehren en la organización de algunas pruebas en el marco de la copa del mundo de Ski Cross, mediante la aportación de un vehículo PistenBully 400 Park adicional. A pesar del mal tiempo y de las nevadas abundantes, el trabajo del ParkBully garantizó, una vez más, unas condiciones óptimas para la competición.

Tras tener que suspender la competición del sábado debido a los fuertes vientos y las grandes nevadas, el equipo trabajó durante toda la noche en la pista para asegurar que la prueba del domingo pudiera tener lugar. A los mejores deportistas del mundo les esperaba una pista de casi 1.000 metros de largo con varios saltos, que tuvieron que bajar a la máxima velocidad posible. De entre las 40 mujeres y los 70 hombres que participaron en la competición, los 16 y 32 mejores tiempos respectivamente se clasificaron para las pruebas de eliminación directa. A continuación, cada eliminatoria enfrentó a cuatro deportistas y los dos más rápidos pasaron a la ronda siguiente. La francesa Ophelie David y el checo Tomas Kraus se hicieron con el podio. 2.800 espectadores aprovecharon esta oportunidad para asistir en directo a este espectacular evento que también fue televisado.

En los O’NEILL Evolution Days, un PistenBully 400 Park brindó unas condiciones óptimas para las competiciones. Foto: Kässbohrer

más noticias